Curiosidades de Punta del Este

Visitá esta bella y glamorosa ciudad uruguaya

El “Chivito” se inventó en Punta

Después del asado, el plato más característico de Uruguay es sin duda el Chivito. Lo que pocos saben es que nació en Punta del Este, en el año 1944. En las calles 31 y 32 de la península funcionaba El Mejillón, un bar a cargo de Antonio Carbonaro, ubicado estratégicamente entre dos casinos. El local abría las 24 horas, cosa que no hacía ningún restaurante de la zona.

Una madrugada, una turista cordobesa pasó presurosa por el bar para comer algo rápido antes de seguir rumbo a Montevideo, preguntando si tenían carne de chivo. Don Antonio le dijo que no, y que la cocina ya estaba cerrada, “pero usted no se me va sin ser atendida”.

Cortó pan francés y lo untó con manteca, le sumó una feta de jamón y churrasco de lomo (120 gramos), hizo con eso un sándwich y, al servirlo, dijo: “debido al pedido de la señora se va a llamar chivito”. La mujer quedó fascinada.

Y ese fue el primero de muchos. Luego le agregaron otros ingredientes característicos como queso, tomate, lechuga, huevo, papas y todas las variantes del plato. La invención llegó a ser tan exitosa que el restaurante llegó a vender 1.000 por día. Hoy el Chivito se ofrece como típico ejemplo de gastronomía uruguaya en los restaurantes del mundo.

 

Playas: la historia detrás de sus nombres

Al margen de las conocidas Mansa y Brava (que así se llaman respondiendo a la intensidad de las olas), en la península esteña hay dos pequeñas playas con curiosos datos escondidos en sus nombres:

Playa de los Ingleses: La primera de la costa atlántica, pequeña, peligrosa, llena de rocas pero eso sí, buen pesquero. A principios del siglo XX no existía la rambla, y la calle 17, llamada El Estrecho, llegaba hasta la costa, rematando el recorrido con un mirador en forma de balcón oceánico. Un grupo de británicos que vivían en la zona iban todas las tardes allí a tomar el té, sin falta, y los vecinos comenzaron a llamarla “playa de los ingleses”.

Playa El Emir: Vecina de la Playa de los Ingleses, toma su nombre del Emir Emin Arslán, un libanés que fue entre otras cosas cónsul general del Imperio Otomano en Buenos Aires, y que construyó en 1920 una residencia cerca de la playa que hoy lo recuerda. Era una construcción pequeña que se llamó “La Chaumiere”, obra del arquitecto francés Eduardo Le Monnier.

Los Dedos de La Brava y sus obras hermanas

Conocida y emblemática es la escultura que en 1982 el chileno Mario Irarrázabal dejó en las arenas de Punta del Este, más precisamente en La Brava. Llamada Los Dedos o La Mano, su nombre real es “Hombre emergiendo a la vida”. Lo que no todo el mundo sabe es que el mismo artista realizó luego otras manos, obras hermanas dispersas en distintas partes del mundo aunque no tengan la trascendencia turística que cobró la que dejó en tierras uruguayas.

Visitá Punta del Este haciendo clic aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *