Puente del Bósforo

Descubrí el primer puente que une Europa y Asia

El Puente del Bósforo es un puente colgante de 1500 metros de longitud  que cruza el estrecho del Bósforo. Se extiende entre los distritos Ortaköy y Beylerbeyi de Estambul. Fue inaugurado en 1973 y es el primer puente que conectó los continentes de Europa y Asia.

Para recorrerlo podés subirte a un autobús público o uno turístico  y viajar entre los dos continentes. Es muy recomendable tomar asiento en el piso superior del autobús para disfrutar de la panorámica del Bósforo y las islas Príncipe. De noche, el puente se ilumina de manera espectacular, y es un excelente lugar para fotografiar.

En octubre se ofrece la oportunidad de cruzar el puente a pie, ¡así que podrás caminar  de Asia a Europa!

Una alternativa muy agradable para ver el puente es en un crucero por el estrecho. Los transbordadores de pasajeros y los tours privados parten de varios muelles en la ciudad, como el Eminönü, Kadiköy y Üsküdar. Los transbordadores pasan por debajo del puente, lo que te permite apreciar su tamaño desde otra perspectiva. Desde los cruceros también es posible ver mezquitas y palacios históricos. Algunos cruceros llegan incluso hasta el mar Negro.

No te pierdas las atracciones ubicadas en cada extremo del puente. El lado europeo lo domina la mezquita de Ortaköy de estilo barroco, construida en 1853 y decorada con mármol blanco e intrincados mosaicos. Tómate unos momentos para pasear por las calles empedradas del distrito Ortaköy, lleno de bares, cafés, galerías y puestos de artesanías. En el lado asiático del puente es buena idea visitar el Palacio Beylerbeyi, una antigua residencia de verano para los sultanes otomanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *